diciembre 13, 2010

Los creyentes


"The gratest escape I ever made was when I left Appleton, Wisconsin"

-Harry Houdini


Esta historia me gusta contarla, pero nunca lo hago bien.   Hace un par de años tenía la costumbre de extraviar mi cartera constantemente. La dejaba en bancas, mostradores, butacas. Consecuencia de una mente abrumada. Un día N la encontró e hizo la cosas más descabellada envolviéndola en capas y capas y más capas de periódico, para  luego echarla dentro de un bote de basura. Después me hizo buscarla. ¡Oh! como lo maldije durante toda mi búsqueda. Pero cuando terminé de desenvolverla de esa cantidad ridícula de papel, encontré además de mi cartera, un mensaje para mí iluminador. Desde aquel día N se convirtió en uno de mis mejores a amigos.

Vivimos para ser sorprendidos. Me parece que no le sacamos el debido provecho a esa verdad. Cuando presenciamos un espectáculo de magia, el prestidigitador ante nosotros tiene mucho a su favor, puesto que estamos ahí, dispuestos a ser engañados para nuestro entretenimiento.
 

Nada como sorprender a alguien y dejarle atónito. El ilusionista ni siquiera necesita poner en evidencia su autoría, de hecho el anonimato ofrece cierta dulzura. Por eso sugiero siempre guardar un par de trucos bajo la manga, para que los compartan en momentos claves, para que sean generosos. 

En cuanto al contenido de la nota que N puso en mi cartera... pues nada me gustaría mas que decírselo, pero son mayores mis deseos de que sean ustedes quienes escriban su  propia versión, palabras dulces que curen sin querer, y luego vayan a volver loco a un amigo.




2 comentarios:

capriyunliuz dijo...

increible/ y/ original/ .../ me/ gusto/ mucho/ tu/ historia,/ y/ hay/ una/ gran/ verdad/ Vivimos para ser sorprendidos. estamos ahí, dispuestos a ser engañados para nuestro entretenimiento.hasta/ la/ proxima

Scotty dijo...

Interesante blog ;)

Si te gusta el cine, te espero por el mío.

Nos leemos... Un saludo.