noviembre 07, 2011

Entrecortado

"¿Te asombras de que otros pasen junto a ti y no sepan,
cuando tú pasas junto a tantos y no sabes, 
no te interesa, cuál es su pena,
su cáncer secreto?"
Cesare Pavese


Entracortado


Por aquellos días callar abruptamente en medio de cualquier frase era lo normal. Uno se callaba sin darse cuenta ... y la frase se moría y había que empezar de nuevo a hablar de cualquier  cosa.

Por aquellos días andábamos mucho por las calles, y ante una frase entrecortada tu me decías: "Lo siento, aun no me acostumbro"  Y yo respondía: "Me alegro"

Por aquellos días pensaba mucho en la muerte. Casi de manera obsesiva. Orillada no por el morbo, sino por la vida.

Por aquellos días, la civilización caía destruida cada noche. Uno se levantaba y después del café, intentaba dar nueva forma esas ruinas en búsqueda de un sentido.

 

octubre 17, 2011

Easy Rider




Easy Rider


Antes de irse Dennis habló conmigo en el pórtico.

-No me odies por irme, luego me entenderas. Tu también querras despojarte de todo un día de estos... Descubrirte a través de los ojos maravillados de otro. Y te daras cuenta que el tipo de persona que eres; esa persona a quien defendías a capa y espada, esta más dispuesta a cambiar de lo que creías. Y sin dudarlo te retractaras de alguna de tus opiniones, pondrás tus fotografías boca a bajo, dejaras de responder cuando te llamen por tu nombre. Seras otra persona y por lo tanto seras tu misma"



octubre 16, 2011

Músico/Sin Techo


I said, "Farewell honey, I'll see you on Judgement Day
Ah, yeah, oh, yes, I slowly walked away
I said, "Farewell, farewell, I'll see you on the Judgement Day

Músico/Sin Techo


La casa de N estaba inquietantemente abarrotada.

Como la madriguera de una rata, una rata melómana, donde una colección de 200 discos de vinil era su epicentro. La gente le decía loco pero, para hacerle justicia, he de decir que aquellas ideas carecían de fundamento. Sólo porque evitaba la interacción humana y gustaba escuchar disco de Son House a las 2 de la madrugada los pueblerinos sentían el derecho de señalarle por la calle. Un bohemio en París. Un loco en el pequeño poblado de Cerro Azul.

Fue en los 70´s cuando algo pasó en su cabeza, esquizofrenia decían. Pero desde que lo conocí, a la temprana edad de 8 años, nunca me produjo temor... sino mas bien admiración. Pasaba la mitad de las vacaciones de verano siguiéndolo por las callejuelas del centro y la otra mitad husmeando entre sus discos, libros, escritos y basura.

En una mañana de 1990 las autoridades informan que una fuerte tormenta embestirá al poblado. N escucha el aviso de alarma por radio. A las 11 am sale en busca de algunas veladoras y suministros. En un hecho extraordinario avisa a uno que otro despistado sobre la tormenta que se avecina. 

Dicho temporal sigue siendo recordado como uno de los peores. N no regresó de hacer sus compras y nunca encontraron su cuerpo.

Un año después de su desaparición, curanderos/chamanes convencen a mi desconsolada abuela que la mejor manera de darle paz al espíritu de N era quemando todas sus pertenencias.

Yo no volví a pisar el pueblo. Me negué a aceptar su muerte y aun le busco en el rostro de cada indigente o músico con el que me topo por la vida. Tengo la seguridad de que esta vivo. Pensar lo contrario no tiene la mínima utilidad.


agosto 11, 2011

Galería y personajes



mayo 09, 2011

Muerte InBox

 Ahora puedo ver ante mis ojos como caen todas las piezas
Ian Curtis



Muerte InBox

-¡¿Supiste lo de A?!-
-No, ¿qué paso?-
-Nos dejó el muy cobarde, se puso a beber solo un viernes y el lunes lo encontraron muerto-
-¡Nadie se muere por beber un fin de semana!... todos estaríamos muertos-
-Bebió, se drogó, no tengo idea de que más hizo el chiste es que esta MUERTO-
-Suicido... respetó a los suicidas. Un día lo pensé pero luego mi madre salió con que iba a hacer carne asada ese día... siempre hay algo por que vivir-
-Eres un idiota-
-¡Tu eres el idiota!-
-Te digo algo más... yo leí la nota suicida, bueno, el mail suicida, lo mandó a todos sus contactos, no sé si fue por las drogas o su egocentrismo de mierda-
-Oooh no, ahora recuerdo que él se creía Ian Curtis por eso lo hizo, la música es mala influencia, mamá tenía razón-
-Me pregunto si todos los suicidas serán poetas en el fondo-



Fuente de la foto Buho

mayo 01, 2011

#CiertaClasedeComedia



abril 19, 2011

marzo 05, 2011

Nacimiento y partida




Nacimiento y partida

No me queda claro. ¿Te fuiste un día en bicicleta o caminando sobre las vías del tren? ¿Te fuiste un día de llovizna o después de un picnic en la playa? Ahora, mientras aquellos nebulosos recuerdos se aclaran, me doy cuenta que nunca hablamos del futuro o teorías conspiradoras... no, nada de eso. Me es difícil recordar una sola conversación en concreto... pero si reíamos bastante. Y siempre había música, quizá mi cerebro en decadencia me engaña pero, la mejor banda sonora se relaciona contigo.

Y es que hay personas que no necesitan hacer nada para caernos bien. 
Nos sentíamos felices... pero no era esa clase de felicidad barata que se encuentra en una tarjeta Hallmark. Era más bien la conciencia constante, cuasi alucinante, de que la vida se escribía ante nuestros ojos.

Eras especial. Eres especial.
Solo que ya no te encuentro, ni siquiera en ti.



febrero 22, 2011

Misántropo y fiestero


Mi imaginación funciona mucho mejor cuando no tengo que hablar con la gente.
Patricia Highsmith



Misántropo y fiestero

-¿Que quieres hacer hoy?-
-No lo sé, podríamos hacer algo, pero si lo piensas no tiene caso-
-¡¿Porque?!-
-Pues...No importa que hagamos, en poco tiempo estaremos aquí de nuevo preguntándonos que hacer. No tiene caso-
-Si... Así será hasta que un día, después de muchos años, alguno de los dos caiga muerto y entonces solo quedara un anciano haciéndose la pregunta de que hará hoy por la noche-
-Si... -
-Que triste-
-Si... la vida es muy corta para desperdiciarla de esa manera-
(Insertar ironía aquí)






febrero 11, 2011

Ventisca al son del ragtime


Ventisca al son del ragtime*

Esa noche el Bar Korova estaba solo. Algo raro en febrero...común en enero, mayo, y agosto... pero raro en febrero. Los vientos arremetían a una velocidad superior a los 50 kilómetros por hora, o algo así. Ricardo veía a la "nena" del pronostico del tiempo decir su letanía usando ropa diminuta, mientras que yo tomaba café sentada en la barra (sacrilegio). 

-Cuando tengo frío pienso en Iggy Pop sin camisa (osease en su estado natural), lo imagino frenético cantando Lust for life. Me basta imaginarlo para que clima como este no estropee mis planes- dije a Ricardo, a lo que el contestó sin dejar de mirar el televisor -A mi me pasa lo mismo cuando veo a las nenas del clima. Las de Milenio Tv rockean-

Ni hablar. Doy otro sorbo a mi café y yo solita me entretengo recordando diálogos de películas/libros.

"— No serás joven siempre, Mark. El mundo está cambiando, la música está cambiando, hasta las drogas están cambiando. No puedes quedarte aquí todo el día soñando con la heroína y con Ziggy Pop.
— Es Iggy Pop.
— Lo que sea. De todas formas él está muerto.
— No lo está. Tommy lo vio en una gira el año pasado.
— La cuestión es que tienes que encontrar algo nuevo."

Sonrío. Ese dialogo no será lo mismo el día que Iggy Pop muera.

Cuatro almas más pisan el bar. Bastante conversadores pese a no ser clientes habituales. Incluso uno se anima a encender el viejo teclado Casio. La única melodía que sabe es The Entertainer, la toca como seis veces y me enteró que el autor se llama Scott Joplin. Scott Pilgrim + Janis Joplin, ya esta, no se me va a olvidar.

Me voy temprano. Hay que saber cuando irse, dicen por ahí... yo no entiendo mucho de eso, a mi me va más todo lo contrario, pero quería irme a la cama con el ragtime* sonando en mi cabeza. Vaya sueños locos que se tienen.





febrero 06, 2011

Leyendo con zoolander


Leyendo con Zoolander

El último de mis objetos favoritos, un separador diseñado por Alberto Santoscoy. Y si alguien, que yo no conozca,  me dice el título de libro que estoy leyendo (el libro que aparece en las fotos superiores :) le mando a su casita un separador de libros así de bonito.




enero 24, 2011

El prologo de Max

La vida no es un problema para ser resuelto, es un misterio para ser vivido.
Anónimo

El prólogo de Max

Una vez hablando con Sofi, compañera de Max durante lo que podría llamarse "un profano invierno en New York", le pregunté porque había terminado con Max a lo que ella respondió sin chistar:

-Le dije que ya no lo amaba, pero era mentira- comentó mientras intentaba prender un cigarrillo -lo cierto es que no podía pasar una noche más con él. No, no es lo que estas pensando era ¡faaabuloooso! en la cama, pero al caer dormido comenzaban los murmullos- Sofi fijó sus ojos azules en la nada y esa mujer rubia, de 1.80, con esa elegancia como adherida a la piel, de repente me pareció desarmada.

-¿Murmullos?- le pregunte evidentemente intrigada.
-Murmuraba como si estuviera poseido, su respiración se agitaba y saltaba debido a desquiciantes espasmos. Pasé las peores noches de mi vida. Y aunque nunca he sido una mujer religiosa, tanto le amaba que fui hasta una iglesia solo para conseguir un poco de agua bendita y así echársela en los pies, pero nada pasó... bueno, un resfriado tal vez.

Al terminar su historia Sofi se levanto con la excusa de prepararme otro old fashion, pero al volver, como arrepentida de contarme la verdad de los hechos me pidió no comentarle nada a Max -Prefiero que piense que no le amo, eso casi siempre hace que los hombres me compren algo lindo.

Dos noches después aun pensaba en Max, pero sobre todo en lo que Max desconocía de su propia vida. Y aunque siendo sinceros todos estamos metidos en el mismo barco, surcando en nuestra ignorancia, sentí la inquietud de escuchar más, y fue con ese simple pretexto que comencé a redactar esta biografía.




enero 19, 2011

Itinerario


"No necesitamos continentes nuevos, sino personas nuevas"
-Capitán Nemo (Vingt mille lieues sous les mers)



Haces las maletas todo el tiempo y no te das cuenta. Siempre te estas yendo... vivir es viajar. ¿Lo notas?. Sí así fuera te esmerarías más en los souvenirs de cada día, darías los abrazos más fuerte y quizá aprovecharías para dar dos o tres besos en cada mejilla. 

Me voy. Te vas. Los días no pueden pasar sin celebrarse. Así que, al verme pasar por la calle, no me digas Adios sino Bon Voyage!