abril 08, 2009

.escondida en degas.


Suelo venir al mismo lugar, y sentarme en la misma mesa si no hay nadie. El café esta desierto. Las meseras que no saben ser meseras están en la barra.

Vi a T. pero no el suficiente tiempo, siempre anda limitada, ni modo. Seré paciente por ahora, luego la raptaré. En fin, las cosas cambian, los sobrinos crecen... ya no me preocupo por eso. Procuro entusiasmar a mi oído constantemente, excitarlo. Lo ideal es adherirles anécdotas, pero eso pasa solito.

4 comentarios:

gamaliel dijo...

Boquita Blasfema:
Lamento hacer de su conocimiento que rompí uno de sus platos (no se si accidentalmente) que me comprometo a reponer a la brevedad posible.

Le informo tambien que el plato, antes de morir me dejo una severa marca de guerra en mi dedo anular derecho.

¿Podría de paso decirme de nuevo el nombre de esa veterinaria?

Saludos

pepitoesbiencool dijo...

las meseras que no saben ser meseras... a mi me trataban medio mal, pero en el de plaza dorada. pero no todas había unas buena onda.

en fin! saludos señorita. cuídese, pase bonitas vacaciones.

Rogelio Baillères dijo...

A mi me ponen de mal humor cualquier tipo de meseras/os que hacen de mala gana su trabajo. Al fin de cuentas es un trabajo y nadie les obliga a ejercerlo, ellos eligieron desempeñarse ahi. El mesero no solo tiene la labor de servir al consumidor sino también de hacerlo sentir bienvenido y complacido en su estancia dentro del establecimiento. El problema es cuando las sobrinas y las hijas de las comadres de la dueña de un negocio toman cargo del puesto al ser "güeritas" y "de conocidas familias" y terminan espantando a los clientes; 1. Por un mal desempeño 2. ¿Como se acuerdan de respirar? (Uno cuestiona).

Mi critica al igual, no es en general sino a aquellas/os selectas/os que se presentan de tal forma.

Fuck angry workers.

paris perez dijo...

:=( como?