octubre 27, 2010

Storyteller


Aunque los amantes se pierdan quedará el amor;

y la muerte no tendrá señorío.


-Dylan Thomas



La música a todo volumen en una habitación turquesa, así como antes. Cuando las palabras no se quedaban tras la puerta pensando si era conveniente salir. Una habitación propia, donde las sombras aparecen para irse estafadas. Donde sólo se acepta la visita periódica de un forastero, el que llega siempre con historias nuevas para leer -Pasa, pasa, quitate el saco y toma asiente-

No imaginaba que tantas historias terroríficas poseyeran un trasfondo romántico...después de todo ¿porque volver del más haya si no es por amor? Aveces desquiciado, pero al fin amor.

Te escucho, aquí, donde recrearemos la noche por semanas y hablaremos del final de los tiempos sin sentirnos turbados. Si no es para eso el otoño, ignoro para que mas lo sea.



3 comentarios:

Alan Balthazar Del Angel dijo...

agradable
hola
:)

yorkperry dijo...

:') esto me tocó fibras sensibles, en una mañana idem...

capriyunliuz dijo...

como siempre boquita blasfema, interesante tu modo de espresarte, tienes razon cuando dices
no imaginaba que tantas historias terrorificas tuvieran un trasfondo romantico, y no por el amor que un hombre se rebela, no es por amor propio que busca con desepero la libertad, no es por amor al mundo que alguna parte de si lo proteje mientras la otra de proteje a si mismo a sus comodidades, no es por amor que un hombre lucha y muere....no es por amor?...hasta la proxima