junio 02, 2010

.bebiendo cenizas.

Titulo "Cargandose la impresora"


Soñé que me teñía el cabello de rubio.
Por alguna estúpida razón creí que era una buena idea y me sentí poderosa como por 25 min antes de caer en cuenta de mi gran error. Una niña, que se creía muy lista me acompañó a la tienda para hacerle frente a la contingencia.


-Te ves ridícula, ¿que intentabas hacer?
-

-Lo juro, la caja de tinte me sedujo, me habló y claramente me dijo que era el momento del gran salto-

- ¿"El gran salto"? Consigue un empleo y deja de ponerle hongos a tu cereal-

-Bueno señorita algunos necesitamos de esos hongos, por cierto ¿crees que el peróxido haya dañado mi cabello?-

-Yo me preocuparía por el estado de tu cerebro-


De regreso la casa estaba vacía, así que salí por la puerta trasera para tirarme en el césped. Pensé que nunca más sería rubia, adiós a los cócteles de cortesía y las imitaciones de Madonna en navidad. Pronto volvería a mi antiguo cliché de chica de cabello oscuro copa A , el prototipo cinematográfico de la protagonista sabionda que toma café expreso con agua mineral a un lado y hace como que lee a Rimbaud. Que maravilla. Viva el mundo.

Al mismo tiempo el niño de la casa vecina contemplaba a la falsa rubia enredarse más y más entre sus sosos pensamientos. Contó cuanto tiempo podía verla sin parpadear. Casi dos minutos. Y luego tuvo el presentimiento de que no la volvería a ver jamás. Así que mejor se fue a jugar.


6 comentarios:

(juan)manuel dijo...

yo no lo soñe yo lo vivi u.u

Dionisio Valderrama dijo...

aniria + rubia: GRETA

Dionisio Valderrama dijo...

por cierto.... me gusto el texto ;)

R. Smith dijo...

Very god. Impresion en papel higienico.

R. Smith dijo...

Very god. Impresion en papel higienico.

Babuino dijo...

Mejor se fue a jugar!