octubre 01, 2009

.vagabundo.

Arte por Jon Klassen



En las escaleras de la vieja casa, intenté pronosticar que sentiría al verla destruida. Ese lugar tan seguro, donde los niños hacía sus pijamadas y en el que yo resguardaba la casita del árbol de lily ledy, mi único tesoro hasta entonces.

No pude imaginar lo que sentiría, ni siquiera me acerqué un poco. Fue algo agridulce... porque el recuerdo de la casa prevalece, y aunque sea ahora el jardín soñado de alguien más, siempre simpre lo miraré como algo robado.


2 comentarios:

pepitoesbiencool dijo...

Vaya, ¿cuál vieja casa es esa? ¡Saludos!

juanSongs_ dijo...

pretendo muchas cosas para contigo chava!