noviembre 29, 2007

Ensayo sobre la libertad.


*Recuerden que soy Boquita Blasfema.


Cada persona tiene ideales. Quizá ideales que nisiquiera merezcan ser llamados así. Porque son tan pequeños antes los ojos de otros. De lejos, todo parece absurdo ¿cómo puedes preocuparte por tal o cual tontería?. Pero en un gran close up los individuos tiene temor a cosas tan singulares, luchando ante moustros ilusorios de tamaño descomunal. De otra manera ¿cómo podemos justificar que un padre pase toda una vida sin hacer las pases con un hijo o que una pareja nunca mas vuelva a hablarse después de un divorcio?.

Lo cierto es, que aunque vivamos en un sistema que permite a cualquier individuo viajar, trabajar en aquello que desee y sus capacidades le permita, elegir a sus amigos y pareja, aun sabiendo todo eso (o dandolo por hecho) las personas terminan siendo presas de sus recuerdos y normas inivisble-sociales.

Tomemos el ejemplo de la sociedad mexicana. Uno siempre se pregunta ¿porqué no hay un progreso significativo?. Quizá este ligado a la equivoca idea de que el éxito trae consigo el sacrificio de otra parte de la vida, de algo que no se puede recuperar. Cada año se emiten cientos de convocatorias para que jóvenes puedan viajar al extranjero y con eso apliar sus conocimientos, sin embargo son pocos los que deciden tomar las oportunidades. ¿El motivo? Probablemente el lazo familiar.

Ese sentimiento que enorgullece tanto a la "gran familia mexicana" acarrear un sinsabor. De una manera pasiva, la tristeza por parte de los miembros de la familia, puede detener a un individuo a expandir sus horizontes, viajar y conocer otras maneras de vida son las maneras mas elementales para el reacomodo de proporciones. Por ejemplo: ¿Cómo podemos definir un mejor gobierno si no sabemos la forma de gobierno de pequeñas poblaciones indígenas o la de grandes metrópolis?. La racionalización de los problemas del mundo no son reconocidos en la comodidad de un hogar. Y si no te interesan los problemas del mundo, bueno, pues también se necesita viajar para saber que "no hay lugar como el hogar".

Confusio dejo a su esposa e hijos para emprender su largo camino de sabiduría y para luchar en una guerra contra la opresión. La vida de muchos científicos a sido de entrega completa a una pasión. En la danza, Mikhail Baryshnikovuno de los mas inolvidables bailarines de ballet tuvo que dejar a su familia y amigos huyendo de una Rusia comunista. Todos debieron haber temido, todos lo hicieron y son reconocidos, pero ser recordado no es el punto, eso a uno no puede interesarle tanto (pasa cuando estamos muertos). Lo mas elevado que una persona puede hacer es seguir sus deseos mas profundos, aquello que le libere.

En conclusión, una ley es absurda cuando solo lastima a la persona que la quebranta. Si no hacemos daño a nadie con nuestros actos, deseos o sueños, no se nos debería prohibir. Principalmente, tu no deberías prohibirtelo.

3 comentarios:

El Diablo Des. dijo...

Gurdjieff dijo alguna vez que no todos estamos para ser el roble. Algunos somos el abono.


Cada quien juega su papel. Nuestra cultura es así, porque así nos gusta. Como bien dices no hay lugar como el hogar, y esto se entiende mejor al viajar. A mi en lo personal, viajar es algo que me disgusta, pero entiendo lo que me pierdo. Lo poco que he viajado me ha mostrado lo mucho que soy mexicano. Lo mal que estamos y lo excelente que estamos. El lunes con gusto regalaría mi país, para el martes comprarlo con mi vida.

Creo que la gente si hace cosas para ser recordado. Es importante. Una manera de sobrevivir, de volverse inmortal, es quedar plasmado en la historia. El vivir para siempre es algo que buscamos desde que tenemos uso de razón.

Stereogama dijo...

La libertad es una vieja que conocí en la bohemia. Me dijo: "tengo tres hijos, uno esta crucificado, el otro se ha vuelto loco y el tercero aun no ha llegado".
Facundo Cabral

Para la libertad, sangro, lucho, pervivo...
...Y hara que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan en la carne talada...
Joan Manuel Serrat

Por los dientes apretados, por la rabia contenida,
por el nudo en la garganta, por las bocas que no cantan.
Por el beso clandestino, por el verso censurado,
por el joven exiliado, por los nombres prohibidos,
...yo te nombro, Libertad
Nacha Guevara

Pawen dijo...

Creo que siempre queremos dejar una marca o una huella de lo que hacemos o por donde pasamos eso significa que estamos vivos, lo importante de todo es que nos recuerden tal cual como somos.

saludos